domingo, 4 de enero de 2015

Gabriel Alejandro Real de Azúa


Gabriel Alejandro Real de Azúa (1803-1889)
Es uno de los fabulistas más fecundos del siglo XIX. Nacido en Buenos Aires, de padre español, se traslada a Chile a causa de vicisitudes políticas, donde se educa. Viaja por Europa y por América y tiene ocasión de estudiar la literatura y conocer a eminentes escritores. Su género predilecto fue la fábula, de las que escribió más de doscientas, por lo que le dieron el nombre  “El Esopo americano”. Por lo general dichas fábulas son chistosas y ocurrentes, como la de “El sordo” que Carmen Bravo Villasante incluyó en la Antología, y en su brevedad sumamente ejemplares. Escribió también numerosas poesías y comedias, máximas y pensamientos morales. A su vez, me permito agregar una fábula más, “El águila, el león y el cordero”, extraída del libro “Fábulas – Antología de poetas americanos” – Susaeta/1978.

El sordo

Dijo un sordo: ¿por qué inventan
Que es bullicioso el Cochino,
Cuando tengo en la pocilga
Seis que no meten ruido?
Mienten pues los que tal dicen
O bien un linaje mismo
No tienen todos los Cerdos,
Pues son callados los míos.
Es de inferir que éstos eran
Seis trompetas del Juicio,
Que gruñir como verracos
Supieron desde muy chicos.
¡Ved cual ciega el amor propio!
Lo que era falta de oído
En el sordo, él lo atribuía
A falta de sus vecinos.


El águila, el león y el cordero. Gabriel Real de Azúa

Un Águila real se subió a la cima de un áspero cerro. Y desde allí pudo ver que al pie de la cumbre el feroz León se hallaba durmiendo.
-Es grande, es hermoso -se dijo el Águila-. Me llegaré a conocerlo.
Y, con batir las alas, se posó en el prado. Despertó el León, irguió su melena y le saludó con acatamiento. Ella contestó al saludo y comenzaron una charla en la que ambos despreciaban a todos los demás animales del Universo. El León dijo:
-Nuestras dos especies han fundado imperios.
-Cierto, cierto… Vos en la tierra y yo en el cielo…
Un Corderito que estaba escuchando, listo para la carrera, tuvo el valor de encararse con ellos:
-No hay duda de que ambos sois monarcas excelsos. Pero el hurto y la rapiña son vuestros procedimientos. No querría poseer vuestra grandeza, amigos. El lustre y realce de más alto precio es el que uno adquiere por sí, siendo bueno, y no por la prosapia de sus abuelos.
___________________________
La imagen de Gabriel Alejandro Real de Anzúa, es un grabado antiguo, realizado con técnica xilográfica por el autor Carretero. El dibujo es de Badillo.-
Extraído del siguiente enlace: http://www.grabadoantiguo.com/index.php?clave=Retratos&_pagi_pg=169&_pagi_pg=171

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada